mecánicas de cambio de dirección

La falta de exposición a movimientos de CoD deja al atleta poco preparado para las exigencias del juego, lo que conlleva un mayor riesgo a lesionarse.

Se calcula que hasta un 35% de los atletas que se han sometido a una cirugía de LCA no vuelven a su nivel de rendimiento hasta los 2 años tras la cirugía. La falta de exposición a las mecánicas de cambio de dirección (CoD), puede dejar al atleta poco preparado y más expuesto a volver a sufrir una recaída. Quizás por ese motivo, el 20% de los que retoman el deporte durante el primer año, sufren una segunda ruptura.

En las pautas de rehabilitación tras una lesión de LCA es importante periodizar bien la introducción a la carga articular y los CODs con un ángulo de corte más abierto (>45º) parecen ser más apropiados en las primeras fases de la readaptación ya que presentan una carga menor en la articulación. La velocidad de ejecución también juega un papel importante, ya que las de baja velocidad reducen la carga, pero no preparan al atleta para las demandas reales del juego, por eso, antes de exponer a los pacientes con cirugía de LCA a tareas de velocidad máxima de aproximación durante un test de CoD, debemos asegurarnos que han adquirido la mecánica apropiada y las capacidades requeridas para tolerar las demandas solicitadas.

También podemos ver que en aquellos CoD en ángulos mayores a 90 grados, se requiere reducir la velocidad prácticamente a 0, lo que da lugar a mayores fuerzas de reacción contra el suelo y un aumento de la ( carga externa?), para asegurar una mayor velocidad de reacción y por lo tanto, un tiempo menor en el CoD, debemos aplicar una mayor fuerza de frenado en el penúltimo contacto con el pie (último contacto antes del CoD). La incertidumbre en la realización de test, también puede aumentar la carga externa, lo que incrementa el riesgo de lesión. Eso nos hace pensar que esos test cerrados puedan ser menos eficaces para la prevención que otros test en los que se involucre la toma de decisiones.

Desde SUMMIT, creemos que es muy importante preparar a los deportistas para las demandas que van a encontrarse en su práctica habitual, con lo que intentamos presentar situaciones distintas para que el atleta las “entrene”. 

¿Y vosotros? ¿Habéis trabajado los cambios de dirección en vuestra rehabilitación de LCA?

Coméntanos tu experiencia en los comentarios.

Marques, J.B., Paul, D.J., Graham-Smith, P. et al. Change of Direction Assessment Following Anterior Cruciate Ligament Reconstruction: A Review of Current Practice and Considerations to Enhance Practical Application. Sports Med 50, 55–72 (2020).  https://link.springer.com/article/10.1007/s40279-019-01189-4#citeas

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *