Lesiones musculares – gastronemios

Una de las lesiones musculares más frecuentes en el ámbito deportivo es el tríceps sural, especialmente afectando el gastronemio medial como lesión más común. Clínicamente se caracteriza por un dolor súbito conocido como “Signo de la Pedrada” y por la gran impotencia funcional muscular que produce.

Es importante determinar el grado de la lesión con un buen diagnóstico diferencial para poder realizar un buen plan de tratamiento. Por tanto, la ecografía y la resonancia magnética serán imprescindibles para identificar la localización exacta de la lesión y cuántas estructuras están implicadas.

Gran variedad de estudios han observado que la temprana movilización de la zona lesionada ayuda a una mejor vascularización y regeneración del tejido dañado, así también una óptima recuperación de la funcionalidad del músculo.

De esta forma, creemos conveniente llevar a cabo un plan de tratamiento específico con el fin de mejorar la clínica del paciente.

Estas fases son las siguientes: fase de reducción del dolor, isométrica, concéntrica, aumento de la carga isométrica/concéntrica, fase excéntrica y fase funcional.

FASES  DE REHABILITACIÓN:

FASE 1: MANEJO SÍNTOMAS Y REDUCCIÓN CARGA (Semana 1-2)

Progresar la carga hasta el 100% del peso corporal con ejercicios realizados de forma lenta y controlada. Iniciar con ejercicios isométricos si el dolor no permite los isotónicos o reduciendo la carga con ejercicios en posición escalonada.

FASE 2: RECUPERACIÓN (Semana 2-5)

La carga en el tendón incrementa con el aumento de velocidad y añadiendo resistencias externas en los ejercicios (una vez es capaz de realizar el programa con el 100% del peso corporal sin dificultad).

FASE 3: RECONSTRUCCIÓN (Semana 3-12)

Continuamos con la progresión de resistencias externas e iniciar el trabajo pliométrico en función de la tolerancia del paciente.

FASE 4: VUELTA AL DEPORTE (Semana 12-24)

Introducimos patrones de movimiento y ejercicios aplicados a las demandas deportivas individualizando en función de las necesidades de cada deportista.

FASE 5: MANTENIMIENTO 

Una vez recuperada la función del tendón es importante la gestión y control de las cargas del deportista, así como saber reconocer de manera precoz la aparición de síntomas.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *